Sábado , 20 octubre 2018
Contracturas

Contracturas

La contractura muscular consiste en la contracción persistente e involuntaria de un músculo. Puede ser causa o consecuencia del dolor de espalda. La contractura aparece esencialmente cuando se exige al músculo un trabajo superior al que puede realizar, ya sea intenso u puntual- por ejemplo, mantener unas horas una postura inadecuada- Por otra parte, subluxaciones en la columna vertebral producen desequilibrios en la musculatura, que favorecen a que unos grupos musculares estén trabajando constantemente más de lo necesario, lo que les predispone a la contractura. El músculo que sufre la contractura puede comprimir la arteria, disminuyendo su riego sanguíneo. En esa situación se forma un círculo vicioso por que el músculo con menos riego tiende a la contractura más fácilmente y, además, la falta de sangre activa más los nervios del dolor.

Causas

La compresión de la raíz nerviosa provocada por una subluxación. Esta compresión se produce cuando dos vértebras pierden su posición correcta (subluxación), provocando que los nervios que salen de entre dos vértebras se encuentren oprimidos o pinzados, produciéndoles una inflamación que a su vez llega a producir una contractura muscular dolorosa.
Te podemos ayudar

Tratamiento

Detectamos los problemas de la columna, las llamadas subluxaciones (pequeño desplazamiento de una vértebra), y a través de los ajustes se ocupa de mantenerla sana y libre de interferencias. Un ajuste es un movimiento rápido y suave que coloca las vértebras en su posición correcta para que el nervio deje de estar comprimido y funcione sin interferencias. El ajuste para los problemas de contracturas musculares ayuda a devolver su posición correcta a esas vértebras que habían perdido su posición natural, llegando así a restablecer el equilibrio muscular.